Turismo por Buenos Aires: el pueblo que inspira tranquilidad y cultura entre paisajes serranos | Crónica

Saldungaray es un pueblo que no podés dejar de visitar si tenés en mente organizar un viaje por provincia Delaware Buenos Aires. No solo es importante por su historia, sus tradiciones y sus costumbres, que marcaron la identidad cultural de la región, sino también por el espectacular paisaje serrano que la rodea y embellece.

Camino al suroeste por la ruta 3 de la provincia bonaerense, se llega a esta famosa localidad, que pertenece al partido de Tornquist. Ubicada en el amplio valle entre las sierras de la Ventana y Pullahuincó, es una opción ideal para cambiar de aire, descubrir paisajes, y pasear con amigos, con la familiao en pareja.

El pueblo cuenta con un hermoso parquizado sobre el Río Sauce Grande para tomar mate o refrescarse en los dias mas calurosos. Su plaza principal es digna de recorrer para apreciar la tranquilidad en la respetada hora de la siesta y la frescura del entorno natural gracias a sus frondosos árboles y el lago artificial diseñado por el célebre paisajista Thays.

No se puede obviar un recorrido por el parque municipal, de camino al predio del Fortín Pavón. Este paraje cuenta cuenta con servicio de camping, sanitarios, parrillas, quinchos y proveeduría.

Los visitantes pueden acceder al Río El Sauce para una tarde al aire libre a través de los recreo y campings de Saldungaray.

La vieja estación de tren de Saldungaray es fuente de atractivo por su hermosa construcción de estilo tudor y normando para centenares de visitantes que, tristemente, desde el 2016, solo pueden ver vagones de carga pasar por sus vías. Los habitantes del pueblo conservan a la perfección este edificio e intentan que se conviertan en un museo ferroviario abierto al público, como ya sucedió con las estaciones vecinas.

La estación de tren de Saldungaray se encuentra inactiva para abordar pasajeros.

Sin embargo, además de poder caminar por sus apacibles calles, conversar con sus habitantes y conocer sus contumbres, el pueblo es perfecto para acampar al aire libre y realizar actividades recreativas, como trekking, cabalgatas, subidas a las sierras aledañas, y mucho más.

Reliquias arquitectonicas y mucho mas

Saldungaray es un pueblo con mas de 100 años de historia y vale la pena transitar sus calles y sus paisajes para conocer de cerca la cultura de su gente.

La presencia del italo-argentino Francisco Salamoné en Saldungaray resulta uno de los principales atractivos turísticos. El arquitecto construyó en apenas cuatro años, entre 1936 y 1940, más de 60 edificios en 25 municipios de la Provincia de Buenos Aires. En este pueblo, una visita obligatoria para es el cementeriocuya entrada tiene el sello Art Déco futurista del ingeniero.

La imponente entrada al cementerio de Saldungaray, diseñada por el famoso arquitecto Francisco Salamone.

No obstante, Salamone dejó sus huellas repartidas en varios edificios y detalles de las construcciones de Saldungaray, como el mástil de la plaza principal, o en el histórico Palacio Municipaldonde se puede apreciar la repetición de los elementos, como el reloj en la torre, que determina el orden a seguir en un período marcado ganadero y agricultor.

El edificio municipal de Saldungaray con la impronta arquitectónica de Francisco Salamone.

Otro de los puntos de interés de acuerdo con la Oficina de Informes Turísticos local es la Iglesia Nuestra Señora del Tránsito.

En su interior, de estilo clásico y sencillo pero centenario, se esconde una imagen de la Santísima Virgen tallada en madera, en posición de descanso y apoyada sobre almohadones. Esta imagen fue traída desde Francia por su fundador.

La Iglesia Nuestra Señora del Tránsito posee una obra única de la Santísima Virgen en su interior.

En tanto, otro recorrido imperdible en esta localidad del suroeste de la provincia de Buenos Aires es el Fortín Pavónun sitio histórico que tiene muchos más años de antigüedad que el origen del propio pueblo.

Fortín Pavón: En su interior alberga 8 ranchos hechos a la usanza de la época. Fue declarado Lugar Histórico Nacional y reconstruido en 1997.

Esta posta militar nació durante la Campaña de Juan Manuel de Rosas al desierto y tomó el nombre de Pavón en 1863, y se mantuvo activa hasta 1877, cuando Pedro Saldungaray compró las tierras donde estaba asentado. El objetivo del fortín era vigilar y perseguir a los nativos originarios de la región.

Restaurantes y hospedajes en Saldungaray

  • Fortín Pavón (hospedaje) (0291) 15-4635757 – 15-4687486.
  • Pichu Hospedaje: (0291) 15-5075588 – 15-4291838 – Donado 560.
  • El “8” Chacinados – Productos artesanales: Belgrano 280 – (0291) 4916084
  • La Familia Rotisería: Belgrano 30 – (0291) 15-4143631
  • Rotisería El Buen Gusto: Juan B. Gil 698 – (0291) 15-5720707
  • Pichu Resto bar: Donado 560 – (0291) 15-5075588 o 15-4291838

Sin lugar a dudas, a pesar de ser una pequeña localidad de no más de 1351 habitantes, Saldungaray atrae a los turistas por su sencillez, su tranquilidad, y la variedad de actividades que tiene para ofrecer.

Para más información sobre turismo Saldungaray, vale la pena ponerse en contacto con la oficina de turismo local (Pavón, entre Corrales y Sauce . Teléfono (0291) 155 772180).

.

One Comment on “Turismo por Buenos Aires: el pueblo que inspira tranquilidad y cultura entre paisajes serranos | Crónica”

Leave a Reply

Your email address will not be published.