La familia Mann, los Kennedy de la literatura

Resulta difícil encontrar una transición literaria con más atractivo que la familia Mann.

Entre sus integrantes hallamos de todo: las más altas cimas de la creación y el prestigio literario (Thomas Mann, autor de Los Buddenbrook y La montaña mágica, recibió en 1929 el premio Nobel); los distanciamientos y reconciliaciones fraternas (Heinrich, autor de el ángel azul, era un escritor más rápido pero menos profundo que su hermano menor, que le iba siempre por delante); el glamour, la voluntad transgresora en muchos terrenos (Klaus y Erika, escritores y actores, hijos de Thomas, fueron los reyes de la bohemia de Munich); el prestigio académico (Golo, hermano de los anteriores, historiador); el enfrentamiento político (entre Thomas y Heinrich, en la Primera Guerra Mundial, y de toda la familia contra el nazismo, después); la tragedia, con el suicidio de dos hermanas de Thomas y de su hijo Klaus…

Literatura de alto nivel, rencillas fraternas, voluntad transgresora, política, tragedia… caracterizan a la familia Mann

Todo este material de alto contenido cultural y emotivo afloró en las novelas y libros testimoniales de sus integrantes y ha dado pie a numerosos ensayos, crónicas interpretativas y hasta series de TV. El relato sobre los Mann vuelve una y otra vez, siempre interesa, siempre hay datos nuevos. Se les puede ver en este sentido como los Kennedy del mundo literario (según el crítico Marcel Reich-Ranicki, “en este siglo no ha habido en Alemania una familia más notable, original e interesante que los Mann”).

(Eingeschränkte Rechte für bestimmte redaktionelle Kunden in Deutschland. Derechos limitados para clientes editoriales específicos en Alemania.) Mann, Thomas - Escritor, D *06.06.1875-12.08.1955+ Premio Nobel 1929 - foto de grupo de la familia: Thomas Mann, Escritor alemán, con su hija Erika, su esposa Katja y su hijo Klaus (de izquierda a derecha) - 1929 - Publicado en: 'Zeitbilder';  47/1929 Propiedad antigua de ullstein bild (Foto de Eduard Wasow/ullstein bild vía Getty Images)

Thomas Mann, su hija Erika, su esposa Katia y su hijo Klaus, en 1929

GETTY

Por citar solo algunos títulos publicados en España que leí en su día, está la biografía Thomas Mann, historia de una disonancia (Barral editores, 1974); los Diarios 1918-1936 y 1937-1939 del Nobel que publicó Plaza y Janés en 1987, o el competente retrato de grupo La familia Mann, de Marianne Krül (Edhasa, 1992). Quizás porque éste me pareció en su día bastante completo no me decidí a abordar el más reciente Los Mann. Historia de una familiade Tilmann Lahme (Navona, 2015).

Tóibín realza la vertiente gay del novelista, perceptible en ‘Muerte en Venecia’ pero llevado en un plano más platónico que práctico

Aparece ahora El mago. La historia de Thomas Mann (editorial Lumen), del escritor irlandés Colm Tóibín. Se trata de una “novela de no ficción”, a partir de una amplia bibliografía, sintetizada y reformulada con agudeza.

El autor, residente en su juventud en Barcelona y autor de un libro sobre la ciudad, ya había experimentado la fórmula con El maestro. Retrato del novelista adulto (Edhasa, 2006) interesante aproximación a Henry James, figura esquiva donde las haya. Tóibín reflejaba su complejidad humana, sus relaciones amistosas, las fuentes que nutrieron obras como Retrato de una dama.

08.07.19.  Presentación del libro Mares i fills de Colm Toibin amb Andreu Jaume esq i Ferran Rafols dta.  LLibreria Antonio.  Barcelona.

Colm Tóibín presenta un libro de relatos en Barcelona, ​​2019

Celia Atset/ Nord Media

Si El maestro arrancaba con la guerra de Secesión americana, para navegar luego por unas décadas tranquilas, en El mago Tóibín se aproxima a una figura ya un entorno totalmente marcado por los grandes enfrentamientos del siglo XX. Thomas Mann, trabajador disciplinado y exitoso desde su primera juventud, aparece como fiel a la concepción liberal de la cultura, ”burguesa, cosmopolita, equilibrada, desapasionada”. En la Primera Guerra Mundial toma postura en favor del nacionalismo alemán pero posteriormente abomina de él y de su derivación bélica, hasta enfrentarse al nazismo y optar por el exilio.

Tóibín realza la vertiente gay del novelista, fácilmente perceptible en su conocida novela Muerte en Venecia pero llevó más en el plano platónico que en el práctico, y poco documentada hasta la publicación póstuma de sus diarios (cuya desaparición durante un tiempo le causa uno de los sustos de la novela). En la visión de Tóibín, la del autor es una forma de vida implícitamente pactada con su mujer Katia, figura tan enigmática como atractiva, rica heredera de ascendencia judía, algo que no tuvo relevancia en sus vidas cotidianas hasta el ascenso del nazismo.

Portada de 'El mago', de Colm Tóibín (traducción de Antonia Martín)

Portada de ‘El mago’, de Colm Tóibín (traducción de Antonia Martín)

El mago plasma momentos de huida angustiosa (atrapados en Suecia, consiguen cruzar el Atlántico in extremis; el barco en que viaja su hija Monika es torpedeado y el yerno muere). Bien acogido en los Estados Unidos, Tóibín reconstruye la vida universitaria en Princeton y la más relajada en California, su elevación al rango de primer hombre público alemán antinazi, protegido del presidente Roosevelt, a la vez que analiza el “resentimiento” de varios de sus hijos ante un padre consagrado a su trabajo y la figura trágica de Klaus, consumido por la morfina, a cuyo funeral el novelista no asiste.

A medida que la figura pública del más conocido de los Mann se eleva, la relación familiar no deja de generar complicaciones

Muy bien dialogada, con detallismo escogido (cuando visitan un Frankfurt aún semiderruido en 1949, en aquellas casas de las que habían desaparecido la fachada, “los radiadores todavía colgaban de la pared del primer piso”), El mago ilumina la gestación de algunas obras principales del autor y aporta momentos de fino humor, como el intento de seducción por parte de Alma Mahler.

A medida que la figura pública del más conocido de los Mann se eleva, la relación familiar no deja de generar complicaciones. En el plano humano el escritor se muestra siempre olimpico y contenido.

En sus últimos años Thomas Mann vive las tiranteces con el compositor Arnold Schönberg, que se siente demasiado aludido en la novela Doctor Fausto, y defiende, con Goethe como estandarte, un pensamiento abierto y polivalente frente al choque de ideologías que la Guerra Fría acarrea. Una lección especialmente vigente en nuestros días.

El de Tóibín es un libro de lectura delicioso, cuya brillante revisión de las figuras de Thomas Mann y familia probablemente va a fijarlas con fuerza para los próximos años.


Lee también

Xavi AyénBarcelona

Horizontal

Leave a Reply

Your email address will not be published.