Entrevista con el actor Tomer Sisley, protagonista de ‘Balthazar’ – Cultura

La primera temporada de la serie francesa Balthazar se estrenó en el canal AXN el lunes 13 de junio con un episodio doble; los espectadores tuvieron la oportunidad de conocer la historia de Raphaël Balthazar, un patólogo forense ‘arrogante pero encantador’.

La criminología a la que estamos acostumbrados en la ficción toma un rumbo distinto al esperado en esta producción televisiva, emitida originalmente en Bélgica y Francia en 2018. Balthazar tiene la extraña habilidad de ‘hablar’ con los muertos, además de utilizar métodos no convencionales para resolver los casos a los que se enfrenta.

El actor Tomer Sisley le da vida al protagonista de la serie y ya es conocido por su faceta como humorista y sus papeles en películas; entre ellas, No Mires Arriba, de Adam McKay.

La criminología a la que estamos acostumbrados en la ficción toma un rumbo distinto al esperado en esta serie de televisión, originalmente emitida en Bélgica y Francia en 2018.

Balthazar cuenta la historia de un investigador forense al que se le aparece el fantasma de su esposa, cuya muerte está envuelta en un misterio que debe resolver. Partiendo de ahí, él deberá indagar también en el doble homicidio de un fiscal y su esposa.

Cuando Balthazar rondó por las pantallas francesas, fue una de las series más vistas por el público galo. En aras de ahondar en esta producción y su trabajo en ella, se pudo conversar con Tomer Sisley al respecto.

(Vea también: Chris Evans, la voz del Buzz Lightyear humano: ‘Es una cinta más madura’).

¿Quién es Balthazar y qué podemos esperar de él?

Balthazar es un médico especializado en medicina forense. Es conocido como el más exitoso y mejor forense de su generación, y también es la cabeza más joven de forenses en Francia. También hay otras dos cosas sobre él: la primera, lleva un niño interno… A veces actúa como uno; la segunda, el amor de su vida murio hace un tiempo, pero el no ha podido olvidarla. Él imagina conversaciones con ella y siente como si ella estuviera presente, pero no lo está.

¿Qué tienen Balthazar y usted en común?

¡Dios mio! Muchas cosas. Cuando me preguntaron si quería interpretar a ese personaje, yo era un actor muy exitoso en Francia y ya era conocido por hacer todas mis rutinas de stand-up como humorista en ese país. Así que la idea era que el personaje en verdad encajara conmigo, ¿sabes? Si querían hacerlo conmigo, podríamos reescribir algunas cosas para explorar lo que le podría aportar al personaje; por ejemplo, la comedia. Hice mucho monólogo en Francia. Fui uno de los primeros en hacerlo en el país, así que añadimos algunos comportamientos y líneas graciosas que no existían. La pregunta era: ¿qué parte de mí está en Balthazar? Bueno, pues, la comedia, la acción. ¿Sabes? Cuando me miras haciendo algunas cosas locas, también las hago por diversión en mi vida. Así que sí, creo que soy muy sensible también; creo que ese niño que llevo dentro nunca quiere crecer.

Balthazar habla con gente muerta. Durante su entrenamiento, ¿lo capacitaron con investigadores forenses o con espiritistas? ¿Un psíquico, tal vez?

Hay un pequeño error al principio de tu pregunta; mucha gente lo comete. Los ‘espíritus’ de los que hablas, con los que Balthazar conversa, es gente muerta, los cuales no son espíritus: son la proyección de una conversación que Balthazar tiene con su propia conciencia; no es una conversación con espíritus. Las personas muertas con las que Balthazar habla nunca podrán decirle: ‘Oye, esta es la manera en que morí, este chico me disparó y pasó a tal hora, porque…’. Eso no pasa, porque él no está hablando con ellos. Está hablando consigo mismo e imagina que es con la persona muerta. Y con respecto a tu pregunta… Sí, recibí un poco de entrenamiento. Fui a dos autopsias forenses, abrí dos cuerpos y luego los volví a cerrar en compañía de especialistas forenses.

(Vea también: Alejandra Borrero regresa a la televisión, pero con condiciones).

¿Crees en la posibilidad de hablar con la muerte?

No. No creo en la posibilidad de hablar con la muerte, porque no estoy seguro de si creo ante la posibilidad de ‘morir’, ¿sabes? Cuando conoces a psíquicos, una de las primeras cosas que aprendes es que nada se crea y nada se pierde; todo cambia. No sé si es porque lo aprendí con psíquicos, pero sí creo que nos podemos sentir conectados a otros humanos, animales o plantas. Sí, lo creo. Hasta creo que estamos conectados, así que si la persona no está respirando más, no estoy seguro de si cambia mucho, ¿sabes? Yo me siento conectado.

¿Cree que Balthazar tendrá impacto en Latinoamérica?

¡Guau! No lo sé, ¿sabes qué? Conozco muchas culturas, pero no estoy muy conocido con la cultura latinoamericana. Me preguntaron por la cultura israelí, alemana, belga, británica, francesa y la estadounidense, pero la verdad es que yo apenas hablo español. Así que no lo sé; espero que ustedes me lo digan en algunas semanas.

Usted dijo que aporta lo del ‘niño interno’ en sus personajes. Cuénteme sobre esa parte de usted como ser humano.

La idea de pasarla bien solo teniendo una conversación, ¿sabes? No solo es hablar con alguien y compartir información; puedes disfrutar esa charla, o pasarla bien con alguien con quien también te sientes bien. Sí, no sé si existe un trabajo para eso, pero ¿ves la sonrisa que tengo? Disfruto hablar.

(Vea también: Karol Sevilla quiso volver a un Disney más arriesgado).

¿Es solo usted siendo usted, siendo orgánico? ¿Ese es su secreto?

No, me referí a que estoy tratando de ser orgánico. No lo soy siempre, porque a veces todo va muy rápido. O, a veces, el guion no está completamente listo. Pero tú me preguntaste qué aspecto humano le aporté al personaje, y creo que es ese: la manera como Balthazar habla y dice a veces cosas muy aburridas de una manera muy divertida, y su sensibilidad. Yo lloro muy fácil en la vida real y no trato de ocultarlo cuando lloro, porque es algo humano. Así que podrás ver a Balthazar llorar más de una vez; es una persona muy herida.

En varias producciones francesas se puede notar mucha ironía. ¿Cómo lo abordan? ¿Cree que hay ironía en su personaje?

No, no creo. Estoy un poco de acuerdo contigo en que hay algo muy típico en las comedias francesas. No sé si es la ironía. ¿Sabes? Las comedias románticas inglesas, por ejemplo, son las mejores, normalmente porque tienen algo muy especial. Pero sí, las comedias francesas tienen mucha ironía, pero no definiría a un personaje como ‘irónico’. Realmente nosotros no escribimos guiones irónicos, así que creería que no; no vas a encontrar eso en Balthazar, lo siento.

ENTREVISTA CEDIDA POR AXN PARA EL TIEMPO. (Vea también:Quién es Ana de Armas, la actriz que hace de Marilyn Monroe en Netflix

).

Leave a Reply

Your email address will not be published.