El Bellas Artes muda 170 obras al CCK e inaugura una muestra que impacta

El Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) “se muda” al CCK. En una iniciativa conjunta, el Centro Cultural exhibe más de 170 obras del giganteco acervo del emblemático museo nacional que atesora la colección de arte más importante de la Argentina.

Así nació Escenas Contemporáneas, cuya idea germinó antes de la pandemia pero recién pudo concretarse tres años después, COVID mediante. El CCK muestra las piezas de la colección del Bellas Artes realizadas por más de 100 artistas argentinos durante el período 1960-2001.

Heno pinturas, esculturas, fotografías, afiches, instalaciones y objetos creados por artistas consagrados desde mediados del siglo XX en adelante, siendo el arte una vía de expresión de sentimientos, rebeldía y también de acompañamiento de acuerdo al contexto histórico en que se vivía.

Juan Carlos Distéfano, antonio berni, Marta Minujín Sara Facio, Marcelo Brodsky, Carlos Alonso, Roberto Jacoby, Liliana Maresca, Marcia Schvartz, Graciela Carnevale, Diana Dowek, Marcos López, Jorge Gumier Maier, Luis Felipe Noé, leon ferrariPérez Celis, Guillermo Kuitca y Julio Le Parcentre otros, forman parte del centenario de artistas argentinos que integran esta muestra que impacta.

"Escenas contemporáneas" puede verse hasta marzo de 2023 en La Gran Lámpara del CCK.  Gratis.  / Foto: Martín Bonetto

“Escenas contemporáneas” puede verse hasta marzo de 2023 en La Gran Lámpara del CCK. Gratis. / Foto: Martín Bonetto

Desde ahora, y hasta marzo de 2023, los visitantes podrán disfrutar de los “tesoros” del Bellas Artes en la Gran Lámpara, una de las salas más emblemáticas del CCK que tiene 2.000 metros cuadrados repartidos entre los pisos 6 y 7 y reabre sus puertas con esta muestra en el edificio de Sarmiento 151. La entrada es libre y gratuita.

Antonio Berni, Marta Minujin Sara Facio, Marcelo Brodsky, Carlos Alonso, Roberto Jacoby, Liliana Maresca, Marcia Schvartz, Diana Dowek, Marcos López, Luis Felipe Noé, León Ferrari, Pérez Celis, Guillermo Kuitca y Julio Le Parc forman parte del centenario de artistas argentinos que integran esta muestra que impacta.

El Bellas Artes posee más de 13.000 obras, de las cuales, exhibe alrededor del 10% de su colección y suele mostrarlas en distintos museos provinciales. Ahora, le llegó el turno al CCK con esta nueva exposición.

El Bellas Artes posee más de 13.000 obras y suele mostrarlas en distintos museos provinciales.  Ahora, le llegó el turno al CCK.  / Foto: Martín Bonetto

El Bellas Artes posee más de 13.000 obras y suele mostrarlas en distintos museos provinciales. Ahora, le llegó el turno al CCK. / Foto: Martín Bonetto

“Nos interesó mucho la sinergia entre una institución centenaria como el Bellas artes con este formidable Centro Cultural, el más moderno, el más grande y dinámico de la Argentina. Aquí se juntan los extremos.”, resaltado Andres Dupratdirector del MNBA.

Escenas contemporáneas propone que el público no sea habitual a los museos pueda acercarse al CCK a ver las “joyas” de Bellas Artes. “Hay gente que quizás nunca fue el MNBA. Nuestra idea fue generar una exposición que hablara de temas que son generales, son compartidos y no obstante el público tiene que apuntar a un entendido en la historia del arte”, expresó Mariana Marchesi, directora artística del Bellas Artes y curadora de la muestra.

La serie propone reflexionar sobre algunos temas que atraviesan la sociedad en estas cuatro décadas: la violencia, la dictadura, la democracia, la diversidad de género, la práctica artística, el arte precolombino y la identidad.

Por eso, esta colección de MNBA está repensada para este espacio cultural, para que el público pueda apreciar las obras de los artistas argentinos más significativas de las últimas cuatro décadas del siglo XX y reflexionar sobre algunos temas que atraviesan la sociedad: la violencia, la dictadura, la democracia, la diversidad de género, la práctica artística, el arte precolombino y la identidad.

Hay pinturas, esculturas, fotografías, afiches, instalaciones y objetos creados por artistas consagrados desde mediados del siglo XX en adelante.  / Foto: Martín Bonetto

Hay pinturas, esculturas, fotografías, afiches, instalaciones y objetos creados por artistas consagrados desde mediados del siglo XX en adelante. / Foto: Martín Bonetto

La muestra se divide en cinco ejes: Desafiar las reglas del arte, Imágenes, historia y memoria, El devenir de la pintura, Abstracción. Identidad americana y Repensar los cuerpos. Son cinco recorridos pero cada uno funciona como si fuera una muestra propia.

En el sexto piso están las obras que simbolizan lo ocurrido entre 1960 y 2001: los años violentos y las revueltas sociales, los primeros secuestros y asesinatos en 1971, el peronismo del ’73, la dictadura militar de 1976-1983, la vuelta a la democracia y la crisis de 2001. La historia a través de las imágenes, según la mirada de los artistas.

Se destaca Diana Dowek con su pintura Lo que vendrá (1972), inspirada en las revueltas de los años ’60 y principios de los ’70: el Cordobazo, el Viborazo y el Rosariazo, con las masivas protestas sociales en las calles.

El mudo (1973), una escultura la de Juan Carlos Distéfano, alude a las primeras denuncias de desaparecidos entre 1971 y 1972, donde el país atravesaba por un gobierno militar presidido por el dictador Alejandro Agustín Lanusse.

Carlos Alonso sobreventa con manos anónimas, una instalación censurada por la dictadura en 1976 que fue exhibida en el Bellas Artes en 2019. Las pinturas magdalena (1980) año cristo en el departamento (1980-81), de Sergio Berni, refleja el encierro y las torturas en la dictadura a través de figuras mitológicas y religiosas.

También está Buena memoria (1996), el giganteco retrato grupal de marcelo brodsky que recuerda a sus compañeros del “Primer Año de la Sexta División TT” del Colegio Nacional de Buenos Aires de 1967, desaparecidos durante la última dictadura.

Parte de este recorrido incluye fotos de El Partenón de Libros (1983), de Marta Minujín, que celebra el regreso de la democracia. La artista construyó el Partenón griego en el que colgó una serie de libros que fueron prohibidos durante la dictadura en alusión a los escritores censurados, perseguidos y torturados.

En los ’90 aparecen las fotos de marcos lopez (1997), y HSBC. Buenos Aires (2012), de Juan Travnik, que representa la protesta social y los cacerolazos contra los bancos que desencadenó la caída del gobierno de Fernando De la Rúa, en diciembre de 2001.

El resto de la colección del MNBA se encuentra en el séptimo piso. El devenir de la pintura repasa las pinturas de la década del ’80, con óleos de Guillermo Kuitca (La consagracion de la primavera1983) y pablo suarez (la terraza, 1983), y otros más, como una manera de celebrar la recuperación de la democracia y dejaba entrever el cruce de disciplinas y la influencia de ambientes contraculturales, verdaderos límites de libertad social y creativa.

El winco (1986), de marcelo pombotambién alude a cuestiones costumbristas de la época.

el nucleo Repensar los cuerpos consiste en la diversidad de genero y las disminuciones sexuales como angulo de disidencia: Torso (1982), de Liliana Maresca, plantea cuestiones sexuales con diferentes elementos que la alquimista ha empleado para reflexionar sobre el cuerpo.

Mientras que el retrato boca con pastilla verde (2000), de Alejandro Kuropatwa y una remera con la inscripción yo tengo sida (1994), de roberto jacobyrepresentan la integración y las minorías de los ’90.

Marta Minujin irrupción de nuevo con el Colchón (1964), de la serie Eróticos en technicolor, y otro grabado de la serie Erótica (1974) con los órganos sexuales masculino y femenino pintados en lenguaje publicitario.

La expo puede visitarse de miércoles a domingos de 14 a 20, con entrada abierta y gratuita, en Sarmiento 151. / Foto: Martin Bonetto

La expo puede visitarse de miércoles a domingos de 14 a 20, con entrada abierta y gratuita, en Sarmiento 151. / Foto: Martin Bonetto

el nucleo Desafiar las reglas del arte destaca la materialidad de las obras y la activa participación del espectador como un nuevo concepto del arte realizado con materiales no convencionales que desafían los límites de la pintura y la escultura.

Sobresalen las obras de María Juana Heras Velasco, María Simón, David Lamelas y Julio Le Parc, presenta en el CCK. Por primera vez se exhibe Sandwiche Homus” (1972), de Alberto Heredia, que cuestiona a la sociedad de consumo, en línea con la instalación Los que comen del arte (1993), de Pablo Suárez.

Por ultimo, Abstracción. identidad americana, un núcleo pensado desde la creación, con una fuerte tradición anclada en la figura de Joaquín Torres García. En los ’70, un grupo de artistas recuperó el concepto de que el arte abstracto, afianzando la idea de que las raíces están en las culturas americanas ancestrales que en occidente.

Se destacan Rey América (1961), de Pérez Celis, y Poncho Hualfín (2018), de manuela rasjidocuya obra ganó el premio Nacional a la Trayectoria Artística 2018 y fue recientemente incorporada a la colección del Museo Bellas Artes.

Ficha

Escenas contemporáneas

Dónde: Centro Cultural Kirchner. Sarmiento 151, CABA. La Gran Lámpara: pisos 6 y 7.

Cuándo: de miércoles a domingos de 14 a 20.

Entrada libre y gratuita.

Hasta marzo de 2023.

Virginia

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.