CULTURA / ¿Por qué fueron los dioses? nº 8. Ío

¿Por qué fueron los dioses?  nº 8. Ío

IO. Nº 8

VIENE DE UN ARTÍCULO PREVIO.

DATOS Y CITAS:

Cortesía de Wikipedia.

Ío es el satélite galileano más cercano a Júpiter. Es el tercer satélite por su tamaño, tiene la más alta densidad entre todos los satélites y, en proporción, la menor cantidad de agua entre todos los objetos conocidos del sistema solar. Fue descubierto por Galileo Galilei en 1610.

Es el que tiene la densidad más baja de los cuatro satélites de Galileo, Io tiene 3.630 Km. de diámetro y gira a 421.000 Km. de Júpiter en poco más de un día y medio. Su órbita se ve afectada por el campo magnético de Júpiter y por la proximidad de Europa y Ganimedes.

Con un diámetro de 3600 kilómetros, es la tercera más grande de las lunas de Júpiter. En Ío hay planicies muy extensas y también cadenas montañosas, pero la ausencia de cráteres de impacto sugiere la juventud geológica de su superficie. Con más de 400 volcanes activos, es el objeto más activo geológicamente del sistema solar. Esta actividad tan elevada se debe al calentamiento por marea, que es la respuesta a la disipación de cantidades enormes de energía proveniente de la fricción provocada en el interior del satélite.

CONCLUSIONES:

Si la actividad de Io se debe al calentamiento por marea y es la respuesta a la disipación de cantidades enormes de energía proveniente de la fricción provocada en el interior del satélite. Entonces todas estas lunas de Saturno que están mucho más cerca de Saturno que Io, de Júpiter ¿Por qué ninguna de ellas se ve afectada de una forma similar?

EUROPA.

DATOS Y CITAS:

Cortesía de Wikipedia.

Europa es el sexto satélite natural de Júpiter en orden creciente de distancia y el más pequeño de los cuatro satélites galileanos.

La superficie de Europa es muy lisa. Se han observado pocos accidentes geográficos de más de unos cientos de metros de altura. Las marcas importantes entrecruzadas de la superficie de Europa parecen estar causadas por las diferencias de albedo, con escaso relieve vertical. Hay pocos cráteres en Europa, solo tres cráteres mayores de 5 km de diámetro: Pwyll, de 39 km de diámetro, es el más conocido. El albedo de Europa es uno de los mayores de todas las lunas.

Esto podría indicar una superficie joven y activa; mucha en estimaciones sobre la frecuencia del bombardeo de cometas que probablemente soportó Europa, su superficie no puede tener más de 30 millones de años. El poco relieve y las marcas visibles en la superficie de Europa se asemejan a las de un océano helado de la Tierra, y se piensa que bajo la superficie helada de Europa hay un océano líquido que se mantiene caliente por el calor generado por las mareas gravitacionales de Júpiter.

CONCLUSIONES:

Hay varias teorías, pero parece bastante claro que si Júpiter fuera un Sol, Titán no sería un planeta helado: sino un planeta acuático.

Está claro que no hay ninguna explicación científica concluyente para los anillos de los cuatro planetas gaseosos.

Y tampoco la hay para las manchas que estas tienen en su superficie. En su lugar se dan distintas hipótesis:

Cortesía de Wikipedia.

Neptuno

Aunque parecía ser un anticiclón como la mancha de Júpiter, se cree que la Gran Mancha Oscura podría haber sido un hoyo atmosférico al igual que el de la capa de ozono de la Tierra.

Urano.

Las manchas que se pueden ver en las imágenes son probablemente fruto de la interacción entre las ráfagas solares y las auroras del planeta.

Saturno.

La gran mancha blanca de Saturno, un fenómeno meteorológico único en el Sistema Solar, es una tormenta que llega a alcanzar probablemente el tamaño de la Tierra.

Júpiter.

La Gran Mancha Roja es el mayor vórtice anticiclónico (altas presiones) de Júpiter y el detalle de su atmósfera más conocido a nivel popular. Comparable a una enorme tormenta, se trata de un enorme remolino que podría existir desde hace más de 300 años y caracterizado por vientos en su periferia de hasta 400 km/h. Su tamaño es lo bastante grande (en dirección este-oeste) como para englobar más de dos veces el diámetro de la Tierra.

CONCLUSIONES:

Por tanto y teniendo en cuenta todos los datos vistos hasta ahora, es muy posible que tanto las manchas como los sistemas de anillos fueron causados ​​por disparos de una fuerza imparable que dejo bien impresa su forma y tamaño en Marte y en La Tierra. Lo cual encaja con los datos que venimos viendo desde el principio.

Pero no solo se hicieron esos disparos; sino que las lunas de distintos planetas. Además de Mercurio y Venus fueron inutilizadas. Cambiando sus condiciones para convertirlos en un infierno habitable.

Está bastante claro que los cuatro planetas gaseosos son en realidad soles que no llegaron a encenderse y la causa está con toda seguridad relacionada con ese ataque.

Iban a ser cuatro sistemas solares que girarían alrededor del Sol central, y estarían habitados por una civilización humana.

¿Por qué la Tierra quedo tocada, pero no fue destruida? ¿Ese ataque lo hizo una civilización humana? ¿O lo hizo una especie distinta? ¿Qué pasa con nuestras almas, donde van cuando abandonamos el cuerpo? Teniendo en cuenta que las religiones actuales no tienen una conexión con el más allá (vamos a llamarlo de esta manera) y teniendo en cuenta también que no tenemos contacto con los verdaderos constructores, con nuestros padres creadores, con esa civilización tan humana como nosotros, o con los Dioses.

Podemos decir sin temor a equivocarnos que estamos tras las líneas enemigas, las cuales han dejado atrás un reducto enemigo, que somos nosotros.

Lo que nos lleva al fenómeno OVNI, veamos: Es un fenómeno real aunque hay mucha falsedad. Y desde luego no se trata de los verdaderos constructores, tan humanos como nosotros. Si se tratase de ellos bajarían y terminarían el trabajo terminando de construir esos templos y enseñándonos todo su enorme saber. Por tanto se trata del enemigo que está siguiendo nuestra evolución tecnológica ya que en un futuro podemos ser un peligro o contactar con nuestra especie, al tomar verdadera conciencia a través de los registros que dejo nuestra civilización cuando abandono el planeta y el proyecto Tierra. En este sentido podemos decir que el enemigo lo tenemos en casa y nos está ocultando la verdad con cuentos infantiles y absurdos pero que tienen una gran difusión.

Por tanto, el enemigo sabe que estamos aquí y estamos evolucionando tecnológicamente y lo más probable es que lo hayan sabido desde siempre. Lo que nos lleva a cuestionarnos si en ese ataque no quisieron destruirnos, sino retrasar nuestra expansión por el sistema solar inutilizándolo. Lo que nos lleva a pensar que tal vez los atacantes eran tan humanos como nosotros. O que hay un código de honor, o no quisieron rebajarse a acabar con nosotros y nuestro planeta pues éramos poco menos que animales.

¿Porque los verdaderos constructores no vaporizaron todos esos maravillosos “templos” cuando tuvieron que abandonar el planeta? Da la impresión de que los abandonaron lo más enteros posibles, para que tuviésemos una referencia de quiénes somos… Al saber contestar a la pregunta de ¿Quién está representado en los muros de esos templos? ¡Los constructores! Los verdaderos constructores que como podemos ver en esos muros son tan humanos como nosotros.

¿Y nuestras almas donde van? Como ya hemos visto el alma es algo tecnológico, pero no estamos hechos de metal. Sino que estamos hechos de la misma esencia del universo y somos de carne y hueso. Si tal como parece los atacantes tienen un código de honor, y no acabaron con nosotros. Tampoco impedirá (o tal vez no puedan) que nuestras almas vayan donde deben; es decir a nuestra civilización. La cual conoceremos cuando abandonemos esta vida.

¿Por qué a ningún científico de la corriente principal le ocurre esto mismo? No me cabe duda de que en ese colectivo hay mucha gente inteligente y preparada ya muchos se les habrá pasado por la cabeza.

Tal como yo lo veo todos siguen la misma línea editorial. Pero esto no ocurre solo en este ámbito; sino que ocurre en todos los alrededores de trabajo o de investigación y casi nadie se atreve a nadar contra corriente por temor a perder el trabajo. Además, todos siguen el llamado “naturalismo metodológico” que excluye cualquier causa artificial en la que pueda haber una inteligencia implicada, para dar una explicación científica.

Rafael Alfonso Alfaro García.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.